Videos de Escorts Francesas

Disfruta de las mejores escorts

This content shows Simple View

Sexo sin tabú

Por qué deberías practicar más sexo

Hay hábitos que son positivos para nuestro organismo: no comer demasiadas grasas animales, hacer deporte regularmente; respirar cuanto más aire puro, mejor; no beber alcohol en exceso… Y el sexo es una de esas actividades que practicadas regularmente son fuente de beneficios para nuestro cuerpo.

Así es que si por cansancio al final de la jornada o por otros factores no estás teniendo demasiado sexo, un cambio de dinámica estaría bien. Dígase de paso que no tener pareja no es excusa para hacerlo, porque los servicios de escorts madrid son maravillosos y seguro que tu organismo no va a quejarse en absoluto de la actividad que estas bellas acompañantes le den…

escorts-madrid

Los beneficios del sexo

Mejora el ánimo y contribuye a la estabilidad emocional

Las hormonas son responsables de buena parte de los cambios de humor y tener sexo ayuda a que éstas estén estabilizadas, de forma que nos evitaremos picos y caídas en el humor. Además la práctica de sexo se sabe que nos pone de mejor humor: libera endorfinas y otras hormonas responsables de un estado de ánimo positivo. Además sentirse deseado/a contribuye a la seguridad y autoestima personal y quien practica sexo habitualmente por lo general tiene unas relaciones sociales más sanas, es más abierta y está predispuesta a entablar buenas relaciones.  

 

Aumenta las defensas y mejora la forma física

El sexo no deja de ser actividad física, o sea, deporte. Puedes machacarte en el gimnasio o librarte a los placeres carnales porque todo ello hará que tus músculos y órganos estén activos y en buena forma. Al besar, por ejemplo, estamos ejercitando más de treinta músculos. Sólo con un beso, así que imagina con el resto de actividades que se pueden hacer en una cama. Estudios  han demostrado que también es una forma muy efectiva de mantener las defensas en forma.

 

Ira y estrés… menos cuando hay sexo de por medio

A través del sexo son muchas las personas que se sienten realizadas. Es una forma imbatible de acabar con estados ansiosos, nerviosos… provocados por el estrés del trabajo, por ejemplo. Es un remedio



Primera salida a hotel

La Vie en RoseDe pronto, sonó el teléfono. Sentí un cosquilleo en el estómago. Finalmente, probaría lo que, hasta el momento, para mí sólo había sido mi apartado online en la página de La Vie en Rose. Llamó Alberto, 45 años. A las 20.00, en un hotel del Eixample Dret. Desde ese momento –las 13.00-, el tiempo me parecía eterno; ¿Cómo será? Sentía como si fuera una segunda-primera vez.

Los nervios iban aumentando. Dos horas antes de mi encuentro, empecé a prepararme. El vestido, el maquillaje, el pelo, el perfume, los zapatos: todo debía ser perfecto. Parecía una metamorfosis. Me iba transformando en aquello que anunciaba: una morenaza escort de lujo. La transformación culmina a las ocho. Cojo un taxi. Llego al hall, pregunto tímidamente por la habitación 301. Toco al timbre y me abre él.

Delgado, la frente marcada por las arrugas, en jeans y camisa blanca. Me mira detenidamente. Le gusto. Rompe el silencio y oigo de nuevo su voz: “Hola, Bianca. Lo que pactamos”. Me acerqué sensualmente, le susurré al oído: “Sí. Lo que pactamos”. Lo besé y lo acaricié como él me pedía, como si fuera su novia. Y, poco a poco, me fui quitando la timidez, el vestido, los zapatos. Me arrodillé ante él y le hice un francés natural. De ahí, todo fue en aumento. La ilusión de gustarle, el sexo, los fluidos; un torbellino de sensaciones en cada postura.

Terminamos estando yo a cuatro patas. Estaba contento. Yo también lo estaba, todo salió bien. Mientras se vestía, me guiñó el ojo y me dijo: “Nos volveremos a ver. Te lo aseguro, muñeca”. Finalmente el dinero; me parecía todo un sueño, mi primera vez de escort de lujo. La primera de muchas. Pensaba todo esto mientras volvía a casa, cuando, de pronto, sonó de nuevo el teléfono.…




top