garganta

El placer de la garganta profunda

Son pocas las mujeres que son capaces de meterse un pene hasta el fondo de su gaznate. Disfrutar de una garganta profunda es un tesoro que no se disfruta todos los días. Realmente es algo especial, todos los hombres alucinan con esta práctica, convirtiendo sus mentes sucias  perversas.

A los hombres nos encanta meter nuestro miembro hasta al final, o si más no todos lo hemos intentado, por eso no es de extrañar que las escorts de putas Barcelona capaces de comerse todo sean las más deseadas de toda la ciudad.

 

Sexo de película

Las mujeres que son capaces de realizar una garganta profunda nos parecen diosas, diosas que empezaron con una película. Así es, con Deep Throat, una película estrenada en 1972 en que la protagonista descubre que tiene el clítoris en su garganta por lo que le encanta comer pollas hasta lo más profunda ya que no tiene otra forma de sentir placer.

Como no podía ser de otra manera, fue toda una revolución. La presentación de una escort garganta profunda a la gran pantalla causó un gran terremoto. Desde entonces, surgieron varias escorts con este servicio, posibilitando ir más allá del placer conocido hasta el momento del sexo oral.

Una escort puede ser muy guapa, tener unas curvas de escándalo, saber mucho de sexo, de posturas y dar placer a los hombres, pero aquella que pueda comerse todo un miembro, aquella que pueda realizar una garganta profunda, es algo superior, una liga aparte.

 

Hasta al final

Si aún no has probado esta experiencia de la garganta profunda, debes probarlo de alguna manera, no es una simple mamada. Si una mamada ya es placentero, imaginad cómo es meterse la polla hasta el fondo de la garganta, lugar donde se estrecha y por lo tanto aprieta más y da mucho más placer, sí, aún más.

Esta presión extra en la punta del miembro produce más placer, es una experiencia alucinante, sin duda una de las experiencias que más impresionan y en la que todos quieren repetir.

Las escorts con capacidad de garganta profunda enganchan, realmente atrapan ya que ofrecen un gran placer difícil de encontrar por ahí. Las mujeres capaces de ofrecer este servicio tienen a todos los chicos haciendo cola.

Eso sí, es una práctica que acostumbra a durar poco, ya que el placer es tal que la corrida viene rápida en cuando la polla toca el fondo de la garganta. Si alguien lo practica alguna vez que no se olvida de marcar una cruz en su lista de deseos, es una de estas experiencias que todo hombre debería poder disfrutar al menos una vez en la vida.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *