El travestimos por la perla negra

El travestismo

En la perla negra nos gusta hablar de sexo sin tapujos, Aquí tenéis el tema de hoy:

El travestismo fetichista es una variante del fetichismo, acostumbra a ser del individuo que tiene muy intensas necesidades sexuales y fantasias que le excitan, destacando el acto de travestirse.

Suele darse en personas heretosexuales, de hecho, no llega al 30% los que lo practican que son homosexuales. Generalmente como decimos suelen ser hombres heterosexuales, casados y con hijos, muchas veces lo llevan en secreto. En el travestismo podemos decir que hay 3 grandes grupos:

  1. En el primero suele obtenerse el placer con prendas de vestir femeninas, caso de panties, ropa interior femenina. Ver estas prendas sobre una mujer es el principio de una masturbación y lo animan a tener relaciones heterosexuales.
  2. El segundo grupo suele distinguirse por el deseo en torno a cómo se arreglan las mujeres. Sienten incluso el deseo de hacerse pasar por mujeres durante un tiempo que puede ser de minutos u horas.
  3. El tercero es por un periodo más amplio y que incluso en ocasiones llega a querer que sea de manera constante.

Normalmente la costumbre comienza en la niñez o adolescencia, en la época de las primeras masturbaciones, disparando las hipótesis genéticas con otras que pueden venir derivadas del condicionamiento, caso de las que provocan los propios padres al vestir al niño con ropa femenina, ¿quizás por el deseo de haber tenido una niña o por ser el padre también un travestido? Cada caso es un mundo y debería ser estudiado individualmente,

Travesti es el individuo que necesita vestir ropas femeninas para llegar a la satisfacción y excitación sexual. Hay pocos travestis que sean homosexuales y la mayoría suelen estar casados. Normalmente desarrollan su actividad en el hogar o en sitios íntimos, donde como en puticlub en Madrid dan rienda suelta a sus fantasías.

Es necesario aclarar que el hecho de que un hombre se vista con ropa de mujer, en ocasiones puede tener otras connotaciones que no son meramente sexuales, caso de los modelos masculinos que pasan ropa femenina o que se disfrazan en carnaval.

Esperamos que el artículo te haya sido de utilidad a la hora de saber más sobre el travestismo, algo de lo que se suele oír comúnmente y que en realidad no se suele conocer demasiado sobre ello. El tema debe tratarse con libertad y respeto hacia el individuo que lo practica, pese a que en la sociedad no sea comúnmente aceptado por la totalidad de la comunidad.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *