3f9be26233781008f3b6f8e77d818339

Qué espera de ti en la cama una mujer

Tus mejores amigas en la cama, amantes, prostitutas de Barcelona, novias, rollos pasajeros… Todas las mujeres quieren disfrutar en la cama cuando se les presenta la oportunidad de compartir una experiencia sexual con una persona que les resulta excitante. Y esa persona no puede limitarse a dejarse hacer o a, simplemente, preocuparse por su propio placer.

Por ello, hoy te hemos traído algunos consejos que te ayudarán a satisfacer a las mujeres en la cama. Por supuesto, cada persona tiene sus propias preferencias, pero puede que esto te sirva como una guía general.

Sé aventurero

Una mujer necesita sentirse estimulada física y mentalmente para estar excitada y disfrutar de la experiencia. De lo contrario, lo tendrá muy difícil para alcanzar el orgasmo. Por lo tanto, piensa en hacerla disfrutar.

Por ejemplo, alquila una habitación de hotel y finge que no os conocéis de nada. Podéis jugar a ser dos extraños que llevan una relación sexual y esporádica en secreto. Esto aportará a vuestro encuentro un añadido en cuanto a emoción y diversión.

Tómate tu tiempo

Por lo general, los hombres pueden alcanzar el orgasmo en un tiempo récord si lo comparamos con el tiempo que tardan las mujeres. Por ello, es necesario que te detengas un poco, que intentes no sobreexcitarte, que dures el mayor tiempo posible.

Dedícate en cuerpo y alma a los juegos preliminares, puesto que tienen una gran importancia en la cantidad de excitación que ganará la mujer posteriormente, y, cuanto más tiempo dediques a estos juegos, menos tardará en llegar al orgasmo.

Mímala

La mejor manera de hacer que tu pareja se sienta segura es dedicándole un mundo de atenciones, caricias y besos apasionados. Además, esto también le resultará muy excitante para ella, por lo que tendrás parte del terreno allanado.

Con estos consejos, no tienes nada que perder. De hecho, tu vida sexual mejorará al conseguir que tu amante se sienta más segura y cuidada contigo. No caigas en el error de convertirte en una persona sexualmente egoísta.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *