S.O.S: ¡falta de sexo!

falta de sexo

Hay veces en las que el cuerpo nos avisa por todos sus medios de la falta de sexo. Teniendo en cuenta todos los beneficios que este nos proporciona, tanto a nivel físico como psicológico, se trata de algo normal. Nos alivia tensiones, reduce nerviosismo y estrés, mejora nuestro aspecto y hace que estemos de buen humor. Por eso, debemos intentar no pasar demasiado tiempo sin practicar sexo.

Muchas personas optan por acudir a escorts de lujo, ya que se trata de profesionales que sabrán satisfacer nuestras necesidades. Y se trata de una buena opción, antes que seguir sufriendo las llamadas de socorro que emite nuestro cuerpo. ¿Sabes cuáles son? Te descubrimos algunas de ellas a continuación. Es posible que las hayas sufrido en alguna ocasión…

Mala calidad del sueño

Dormir y no descansar, dificultad a la hora de dormir o una mala calidad del sueño con algunos de los síntomas más molestos que apuntan a que necesitamos sexo. De hecho, la actividad sexual nos ayuda a segregar oxitocina, la hormona que se encarga de que tengamos un buen descanso por las noches.

Las fantasías sexuales se hacen más habituales

Todos tenemos nuestras fantasías sexuales, y lo habitual es que se manifiesten durante la noche, especialmente, cuando nos disponemos a dormir. Sin embargo, si aparecen durante el día y en diversos momentos, tu cuerpo te está pidiendo que tengas una sesión de sexo ya. Si no tienes pareja, puedes acudir a escorts de lujo.

Mal carácter

Tener altibajos en el carácter o sorprendernos con un mal humor poco habitual en nosotros puede ser otra de las señales de que nuestro cuerpo pide sexo. Piensa que la actividad sexual mejora nuestro estado de ánimo; nos ayuda a liberar serotonina y endorfinas, lo cual nos hace sentir más relajados y felices.

Menor brillo en la piel

Cuando practicamos sexo, ocurre algo maravilloso que pasa siempre que llevamos a cabo cualquier actividad física: se abren los poros de la piel y expulsan las impurezas que se acumulan en la dermis, las cuales, a su vez, causan las imperfecciones.

No es que el sexo sea un tratamiento de estética revolucionario, pero sí nos ayuda a eliminar toxinas a través del sudor. Además, activa la circulación sanguínea. ¿Nunca has escuchado, por ejemplo, que una manera de combatir un resfriado es a través del sexo?

Ahora que conoces los síntomas, no los dejes pasar; haz caso a tu cuerpo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *