perla negra barcelona puticlub de lujo escorts

Problemas en la cama que no tendrás con una escort

Diferentes estudios han recogido los detalles que menos gustan a los hombres de las mujeres en la cama. Problemas que no existen si se acude a un puticlub de lujo, ya que las profesionales del sexo saben adaptarse siempre a los gustos y necesidades de sus clientes.

A continuación, relataremos algunos de los puntos que parecen molestar a la mayoría de los hombres en sus parejas sexuales:

No toman la iniciativa

Es cierto que algunas mujeres temen o se sienten incómodas al tomar la iniciativa, ya sea a causa de la educación inculcada o por simple timidez. Muchas desconocen que a los hombres también les gusta que las mujeres lleven la voz cantante en la cama y que los sorprendan con un papel más activo.

 

Censurar prácticas que no han probado

A veces, sólo porque siempre se ha tenido como una práctica sexual inmoral, se niegan a probar ciertas posturas o técnicas. Cuando, en realidad, sólo deberían preocuparse de su placer y del de su amante. En el sexo hay que ser abierto y generoso; es posible que a una mujer en concreto le encante practicar el sexo anal, pero no quiera probarlo por miedo al dolor o porque se le haya atribuido una imagen negativa a dicha práctica.

En un puticlub de lujo, las profesionales del sexo pueden enseñarte a realizarla de manera correcta y delicada, para que resulte placentera para ambos.

 

Asumir que los hombres sólo tienen una zona erógena

Tanto a las mujeres como a los hombres les puede excitar mucho realizar los juegos previos al coito en sí. Por lo tanto, es muy importante dedicar caricias a todo el cuerpo de nuestra pareja, y no centrarnos sólo en sus genitales. Algunas mujeres caen en este error, y hay hombres que no se atreven a hacérselo saber.

 

Utilizar la falta de sexo como castigo

Se trata de algo humillante que, además, supone el motivo de muchos hombres para ir a visitar un puticlub de lujo. Del mismo modo, el sexo tampoco debería ser un premio, sino algo que apetece a ambos amantes y que esté destinado a que los dos disfruten por igual.

Fingir un orgamo

¡Error! Si alguien no tiene buenas prácticas en la cama, debe aprender. Con prostitutas de lujo es una opción, ya que, al decirles que deseas aprender lo que a una mujer le gusta en el sexo, no te mentirán, sino que te enseñarán gustosamente.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *